El Faro Digital - Ceuta y Melilla

Los tunecinos amagan con dejar su protesta y acaban en huelga de hambre

alt
Prodein aplaudió que optaran por regresar al CETI, aunque finalmente decidieron mantener su sentada por influencia de personas ajenas a su grupo.

La protesta que el colectivo de tunecinos del Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI) de Melilla mantiene desde el pasado lunes frente a la sede de la Delegación del Gobierno vivió ayer una jornada que podría calificarse como rocambolesca, pues en apenas unas horas los miembros de este colectivo pasaron de la posibilidad de dar por terminada su sentada a que esta se recrudeciera comenzando una huelga de hambre.
A primera hora de la mañana, la ONG Prodein comunicaba a El Faro que los tunecinos habían decidido retirarse de la Plaza de España y retornar al CETI como muestra de buena voluntad y voto de confianza hacia la Delegación del Gobierno, esperando poder salir de la ciudad autónoma en el menor tiempo posible.
El máximo dirigente de la asociación humanitaria, José Palazón, aplaudió esta decisión de los inmigrantes, pues resaltó que hace una semana se dio solución a la situación del grupo de congoleños, cuyos miembros comenzaron a salir de Melilla el jueves, y todo hace augurar que algo similar ocurrirá en el caso de Brahim Lambarki, el joven saharaui, que decidió hace dos días poner punto y final a la huelga de hambre que comenzó el pasado 1 de febrero.
En honor a la verdad, la Delegación del Gobierno está cumpliendo a rajatabla la promesa que realizó su máximo responsable, Abdelmalik El Barkani, cuando tomó posesión del cargo, pues ha centrado el grueso de su gestión en solventar temas relacionados con el repunte de la presión migratoria que sufre Melilla desde mayo de 2011, haciendo especial hincapié en agilizar los traslados de residentes del CETI a la península para acabar con la saturación en el centro.
En vista de que esta política está dando buenos resultados, los tunecinos tomaron la decisión de retirarse. Sin embargo, influenciados por personas ajenas al grupo, continuaron con su protesta horas más tarde.

Cisma en el grupo

Lo que ocurrió entonces puede considerarse como un cisma dentro del colectivo, pues algunos de sus miembros decidieron emprender su regreso al CETI, mientras que el resto optó por recrudecer la sentada comenzando una huelga de hambre.
Horas más tarde, los que habían abandonado la Plaza de España decidieron volver para apoyar a sus compañeros, aunque dentro del colectivo de tunecinos hay disparidad de opiniones sobre mantener la protesta o no.
Ayer, la postura trasmitida a este periódico por el portavoz del grupo es que permanecerán en huelga de hambre hasta que se de luz verde a su traslado a la península.  
Así pues, habrá que esperar a los próximos días para ver a dónde les lleva la drástica decisión que tomaron ayer. Desde Delegación señalaron que no se dejarán presionar por este tipo de iniciativas, así como que los inmigrantes deberán esperar a que se cumplan los tiempos legales establecidos para su posible traslado a la península o su vuelta a su país de origen.

La Delegación del Gobierno se mantiene firme.

Este gesto no ha hecho variar ni un ápice la postura de la Delegación del Gobierno, pues según fuentes de este organismo consultadas por El Faro, los planteamientos continúan siendo los mismos que días atrás: Se les pide paciencia y que tengan confianza en que su situación se arreglará tan pronto como sea posible, ya que la inestabilidad del Gobierno tunecino a causa de la ‘primavera árabe’ hace que los contactos con la embajada sean muy complicados y a ratos inexistentes.
Así pues, es difícil dilucidar qué rumbo tomará la protesta de este colectivo de inmigrantes, pues puede decirse que la mitad opina que deberían dar por finalizada su sentada, mientras que el resto aboga por continuar en huelga de hambre hasta que se autorice su salida de Melilla.
Al igual que el colectivo de congoleños, su  objetivo es salir de la ciudad autónoma rumbo a la península, donde esperan encontrar un trabajo con el que poder enviar dinero a los familiares que dejaron en Túnez.
Por parte de la Delegación del Gobierno, continúan insistiendo en que la voluntad de El Barkani es que la estancia de los inmigrantes en el CETI sea lo más breve posible, evitando así casos como el de los congoleños, que estuvieron cerca de tres años en la ciudad autónoma sin poder salir de ella.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Edita: Joaquín Ferrer y Cía, S.L. C.Sargento Mena, 8 Ceuta T.956-524148
 
En conformidad al Art.10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico se informa: El dominio elfarodigital.es es propiedad y está administrado por Joaquín Ferrer y CIA SL.
C\ Sargento Mena, 8, 51001, Ceuta, Tel: 956 52 40 35, CIF: B11901246
Inscrito en el Registro Mercantil de Ceuta, Tomo 36, folio 138, hoja CE-679

Conecta con nosotros

Subscribe mediante RSS o síguenos en Facebook, Twitter y Google+.

RSS Facebook Twitter Google+