El Faro Digital - Ceuta y Melilla

Dos gendarmes de Marruecos desembarcan en el puerto de Melilla

alt
La patrullera del país vecino iba persiguiendo una zodiac desde Saidia l Las dos embarcaciones tocaron tierra en los atraques paralelos a la Avenida General Macías l Un tercer agente marroquí se quedó en el interior de la embaración. Una patrullera de la Gendarmería Real de Marruecos llegó al puerto de la ciudad autónoma en la madrugada del martes al miércoles tras una persecución en alta mar. Fuentes policiales consultadas por este periódico aseguraron que en la embarcación iban tres agentes, dos de los cuales llegaron a pisar suelo español, mientras que el tercero se quedó en el interior de la misma.
Los hechos tuvieron lugar en la medianoche del pasado martes, cuando la Policía Nacional y la Guardia Civil recibieron el aviso de que dos embarcaciones desconocidas se aproximaban a gran velocidad en dirección al puerto comercial de Melilla. La primera de ellas era una zodiac que navegaba sin iluminación alguna, mientras que detrás suya, persiguiéndola, iba una patrullera de la Gendarmería del país vecino, siempre según la información proporcionada por fuentes de la Policía Nacional a este periódico.
Ambas embarcaciones se adentraron en la zona del puerto comercial y atravesaron la parte de los atraques que suelen estar ocupadas por pequeñas barcas pesqueras de Melilla. Se dirigieron a los amarres que están en paralelo a la Avenida General Macías, donde las dos tocaron tierra. Agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado ya se habían desplazado hasta la zona para interceptar a sus ocupantes.
La zodiac fue la primera en llegar a tierra. En ella viajaban tres personas, una de las cuales logró darse a la fuga, mientras que la Guardia Civil identificó a las otras dos, ambas de nacionalidad española.

Pie en tierra
En la patrullera marroquí iban tres gendarmes de uniforme. Dos de ellos llegaron a poner pie en sueño español para dialogar con los efectivos de la Guardia Civil que se habían desplazado al lugar, según las fuentes de este periódico. Ambos agentes desembarcaron completamente desarmados, mientras que el tercero aguardaba en la embarcación, donde se encontraban sus armas reglamentarias. “Los que bajaron de la patrullera no se movieron del sitio”, apuntaron fuentes policiales.
Los gendarmes marroquíes explicaron a los agentes españoles que venían persiguiendo a la zodiac desde la zona de Saidia, donde intentaron interceptarla en alta mar. Por su parte, los ocupantes de la otra embarcación aseguraron que se encontraban en Aguadú cuando comenzaron a ser perseguidos. Se desconocen los motivos exactos por los que la patrullera intentó abordar a la zodiac. La Guardia Civil, sospechando que pudiera tratarse de un asunto de tráfico de drogas, inspeccionó a fondo la embaración, pero no encontraron ninguna sustancia de carácter ilegal.
Fuentes solventes aseguraron a El Faro que no se produjeron detenidos, ni entre los ocupantes de la zodiac ni entre los gendarmes del país vecino, que regresaron a Marruecos tras explicar la situación a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado españolas.
La zodiac que estaba siendo perseguida fue requisada y posteriormente trasladada a la zona de la Marina Seca, en los laterales del Puerto Deportivo Noray.

¿Legal o ilegal?
La duda que surge tras lo ocurrido es si la actuación de los gendarmes marroquíes fue legal o ilegal. El pasado mes de mayo, el capitán marítimo, José Miguel Tasende, apuntó en una conferencia sobre inmigración que las aguas jurisdiccionales de Melilla no está definidas en el Boletín Oficial del Estado (BOE), lo cual no implica que no estén reconocidas como españolas.
En la misma ponencia, resaltó que en breve quedarán definidas en el BOE como zona hidrológica española y que la falta de definición no supone “una cesión de soberanía a Marruecos”.
Por otro lado, los sindicatos de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado habían apuntado a un vacío legal en este terreno, refiriéndose al caso de las entradas de inmigrantes subsaharianos por vía marítima en las que habían intervenido agentes marroquíes. En las situaciones en las que se han interceptado pateras navegando rumbo a Melilla, la Delegación del Gobierno señaló que por sistema se aplica el  protocolo de salvamento marítimo. Una embarcación de la Guardia Civil se cerciona de que los inmigrantes no necesitan auxilio y, en caso de que así sea, deja la patera en manos de las autoridades marroquíes.
En la jornada de ayer, fuentes de los sindicatos policiales indicaron a El Faro que lo ocurrido la pasada noche con la patrullera del país vecino abre numerosas interrogantes sobre la legalidad de dicha actuación. Hay que recordar que la embarcación de la Gendarmería marroquí llegó a tocar tierra y que dos de sus ocupantes bajaron de la misma.
“En los territorios que están incluidos en el espacio Schengen, que no es el caso de Melilla, está permitido que las fuerzas policiales de un país se adentren en el otro sin permiso alguno unos cincuenta metros cuando se produce una ‘persecución en caliente’. En lo que ocurrió la otra noche, ni siquiera se cumplen estos requisitos”, apuntaron las fuentes sindicales de este periódico.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Edita: Joaquín Ferrer y Cía, S.L. C.Sargento Mena, 8 Ceuta T.956-524148
 
En conformidad al Art.10 de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico se informa: El dominio elfarodigital.es es propiedad y está administrado por Joaquín Ferrer y CIA SL.
C\ Sargento Mena, 8, 51001, Ceuta, Tel: 956 52 40 35, CIF: B11901246
Inscrito en el Registro Mercantil de Ceuta, Tomo 36, folio 138, hoja CE-679

Conecta con nosotros

Subscribe mediante RSS o síguenos en Facebook, Twitter y Google+.

RSS Facebook Twitter Google+